Fotoguiarios Logo Small

Moscas PLA

  • A montar moscas toca

    A montar moscas toca

    Lo cierto es que, sin darme cuenta, ya han pasado más de treinta años desde aquellos primeros días en los que un niño largo y flaco robaba las plumas que había atadas al final de un palo con las que aquella mujer, cada mañana, retiraba la imposible capa de polvo que de un día para otro supuestamente se formaba sobre los trofeos que su hijo el mayor ganaba a la carrera, mientras el pequeño, ladrón, con el traje de aquel pollo y más ilusión que talento intentaba hacer algo que pescara.

  • Cartas desde Chile -moscas que pescan aquí y allí

    Cartas desde Chile 3 -Moscas que pescan aquí y allí-

    ¡Cuánto daño ha hecho, internet y los vídeos de pesca a mosca!

    Esto de tener una pasión que funciona a temporadas, te deja muchas horas para monear por Facebook, YouTube, o Vimeo durante el invierno, y claro está, picamos. Cuantas veces no habremos visto el vídeo de los ratones, el de los dorados en la selva de Bolivia, o el de los tarpones desde pato. Son auténticos virales que corren por los perfiles de las redes  más rápidos que un pura sangre en el  Ascot Derby.

  • Moscas Imprescindibles I

    Moscas Imprescindibles I

    El intentar hacer la caja más sencilla, es algo que todos los pescadores en algún momento de nuestras vidas hemos intentado, ya hartos de llevar cajas y cajas repletas, si bien es cierto que para los que solo pescan un solo río puede resultar más fácil, para aquellos que gustamos de cambiar de tramos, ríos y cuencas, es algo complicado. Aún así voy a intentar aventurarme y seleccionar solo cinco moscas para en cualquier tramo de la península, iniciamos esta selección con la oreja de liebre.

  • PLA Un material definitivo

    PLA, Un material definitivo

    Dentro del mundo de la pesca con mosca y montaje, por norma general encontramos tres perfiles diferenciados. Por un lado, están aquellas personas que con ir al río tienen suficiente y sus mosca las adquieren en comercio o directamente a artesanos montadores, un segundo grupo son aquellos que a pesar de saber montar, normalmente les vence la pereza y sobreviven la temporada con las cuatro moscas que hacen, más las que mendigan de sus compañeros de pesca, y luego estamos los apasionados del montaje, los que disfrutamos de cada vuelta de seda, cada brillo de ese dubbing que jamás habías visto y que es tan bonito, de esa pluma, de ese pelo… En definitiva, todos los que entienden el montaje como experiencia imprescindible de la pesca. A estos va dedicada esta entrada.