Fotoguiarios Logo Small

TU VIAJE CON fotoguiarios

Visita nuestro blog en el que vas a encontrar todo tipo de historias relacionadas con la pesca a mosca, la gestión de aguas, el montaje de moscas artificiales, así como artículos de opinión o noticias de lo sucede alrededor de nuestra afición. También podrás leer artículos de nuestros invitados, algunos der ellos reconocido pescadores de mosca de España.

 

riberas verde jarama angler jarama river spain

Por qué pesco con mosca

Uno nunca sabe cuáles son las preguntas más importantes en su vida, y mucho menos las respuestas. Por eso, cuando Juan Antonio me preguntó por qué pescaba con mosca, no le supe contestar.

Ya en casa y con más tiempo, me puse a pensar sobre esa cuestión. ¿Qué hace que gran parte del tiempo que estoy despierto la pase pensando en ríos, truchas y moscas, recordando lances, haciendo un recorrido mental por cada uno de los rincones del río, ésos en los que un no pescador simplemente vería agua y en los que nosotros, los pescadores de mosca, descubrimos palos, piedras, ramas, corrientes y, en última instancia, truchas? No fui capaz de llegar a ninguna conclusión, estaba en blanco, no sabía cómo dar respuesta a una pregunta que ha marcado mi vida desde niño.

Moscas Imprescindibles I

El intentar hacer la caja más sencilla, es algo que todos los pescadores en algún momento de nuestras vidas hemos intentado, ya hartos de llevar cajas y cajas repletas, si bien es cierto que para los que solo pescan un solo río puede resultar más fácil, para aquellos que gustamos de cambiar de tramos, ríos y cuencas, es algo complicado. Aún así voy a intentar aventurarme y seleccionar solo cinco moscas para en cualquier tramo de la península, iniciamos esta selección con la oreja de liebre.

 Adiós pescador, adiós

El despertador sonaba a eso de las tres de la mañana, pero sobraba, yo solía llevar despierto el mismo tiempo que llevaba entre sábanas; aquellas eran noches de vigilia, y antes, tardes de preparativos, de todas ellas había una que estaba por encima de todas, la apertura de la trucha. El día de antes íbamos al Henares o al Arroyo del Zaire a pescar bogas y cachos, luego las dejábamos toda la noche en un rejón dentro del agua, y ya de camino al recién llenado Embalse de Beleña metíamos los peces en un bidón y el machacante soniquete del oxigenador nos acompañaba hasta que llegábamos para coger sitio a horas en las que no estaban puestas ni las calles.