Fotoguiarios Logo Small

TU VIAJE CON fotoguiarios

Visita nuestro blog en el que vas a encontrar todo tipo de historias relacionadas con la pesca a mosca, la gestión de aguas, el montaje de moscas artificiales, así como artículos de opinión o noticias de lo sucede alrededor de nuestra afición. También podrás leer artículos de nuestros invitados, algunos der ellos reconocido pescadores de mosca de España.

 

riberas verde jarama angler jarama river spain

Tres días con Luis Quesada

Me costaría mucho recordar cuándo fue la primera vez que oí el nombre de Luis Quesada, probablemente lo leyera en alguna revista de AEMS, aunque no me cuesta en cambio recordar cuándo fue la primera vez que le vi, a finales del siglo pasado en una de las cenas que por aquel entonces organizábamos llegando las navidades. Uno que en aquellas veladas compartía mesa con dos ilustres Luises, Antúnez y Quesada, no podía sentirse más afortunado, era para mí una experiencia esperada durante todo el año, tener a un lado a uno de los pioneros hispanos de la pesca con mosca moderna, y al otro a uno de sus mejores cronistas. De todos los comensales yo era habitualmente el más joven con diferencia, y cuando en todas las despedidas se oía aquello de “a ver si el año que viene pescamos juntos”, las mariposas revoloteaban de ilusión en mi estomago como si fuera lo que realmente era, un chaval al que le estaba empezando a salir la barba. Por suerte para mí, aquellos propósitos se cumplieron.

calambres luis quesada rio ablanquejoDesde entonces hasta hoy, han sido muchas las veces que Luis Quesada y yo hemos pescado juntos, con el efecto dos mil la primera, en aguas del Tajo, allí lo dejé toda una noche acampado junto a nuestro amigo Óscar, mientras que yo volvía a Guadalajara para tratar ciertos asuntos con una señorita que nadie podía resolver por mí, y regresar al alba con una sonrisa y ojeras, para de nuevo vadear el Tajo junto a ellos. La última antes de ayer, en lo que la mente de creativo de Luis bautizó como Spring VALA 2015.

Viaje A La Alcarria 2015

Todas las temporadas son varias las ocasiones en las que Luis y yo pasamos unos días juntos, algunos años toca hotel, otros refugio o acampada y también es común que utilizando mi casa como piso franco dediquemos varios días a los ríos de La Alcarria o Campiña de Guadalajara, haciendo un híbrido entre Cela y Sampedro, a la búsqueda de paisajes, olores y sabores, y por supuesto de truchas. Este año, ya hemos hecho nuestro primer Viaje a la Alcarria, Tajuña, Henares, Tajuña, nos han visto pasear por sus orillas, con un objetivo muy claro: clavar una trucha grande, de esas que te alegran una temporada entera, y por suerte, lo conseguimos. La primera tarde después de recoger a Luis en la estación de ferrocarril, enfilamos en la compañía de nuestro amigo Héctor a visitar varios puntos en los que sabemos que hay truchas grandes, de esas que se ceban una vez cada cuatro meses, y ese día en uno de los pozos tocó el gordo. luis quesada tronco tormesDespués de estudiar un poco el asunto de cómo posicionar a un tipo de 1,65 dentro del agua con posibilidades de pesca, soltamos a Luis delante del morlaco. Lo cierto es que no lo pudo hacer mejor, como recompensa una trucha de más de 60 cm acabó en la sacadera, poniendo a prueba esa caña que por aquí tanto veneramos, una Vision Nite 7,6-3 (tenemos tantas en el grupo que estoy empezando a pensar que nos debería patrocinar esta casa), y la de Luis respondía a las mil maravillas, al igual que su sedal del 0.204 del que pendía una oliva en un Tiemco del 16 que un amigo suyo de Ávila le había regalado el día de antes. Todo ese conjunto fue el brazo armado de una cabeza que ya ha vivido muchas horas de río. Creo que jamás podré olvidar tu sonrisa y como te temblaban las piernas, mereció la pena cargar contigo en las costillas. Después de ese momento, todo pasó a un segundo plano esa tarde, alguna trucha más salió, varios rechazos, y sobre todo, una felicidad que fluía por las aguas, atravesaba nuestros vaders y pellejo, quedándose instalada dentro de nuestro cerebro en el pabellón de los lances inolvidables. El Henares fue nuestro siguiente objetivo, he pescado demasiadas veces ese río como para saber que hacerlo al agua es una estupidez, pero Luis lo quería pescar, así que sin ningún tipo de reparo hice lo que pide el río, pescar al hilo, creo que ha sido la primera vez en la vida en la que durante toda una jornada no monto un equipo de seca, pero lo tengo claro, el Henares es un río de ninfa, salvo cuando te toca la lotería, y eso amigos, ocurre muy poca veces. Nos plantamos en el río, él con seca y yo sin sedal pesado, y como no podía ser de otro modo, el río y sus truchas se entregaron a las ninfas. Tardaron un poco en calentarse, pero luego el goteo fu constante, una en este pozo, otra en aquella curva, que buena la que se ha soltado, lo peor de todo es que a medida que perdía ninfas comenzábamos a tener un problema, apenas tengo tungsteno en mis cajas, menos mal que Luis me cedía las suyas, si no, probablemente tendría que haberlo dejado, y como en este viaje parecía que la suerte estaba con mi invitado, tres truchas tuvieron a bien ponerse a comer secas delante de él, dos a la buchaca.Luis quesada trucha tajuna Lástima el trucho que se me soltó, unas magníficas cebadas, a las que la estatura de Luis le impedía llegar seco, amablemente me cedió su caña, lance, clavada y una pelea que duro dos segundo… Sé dónde vives, nos volveremos a ver. Esa noche y después de apretarnos una riquísima hamburguesa, nos fuimos a hacer la digestión con unos orujos 100% alcarreños, un poquito de barra nunca sienta mal. El día siguiente estaba dividido en dos sesiones, mañana y tarde, en el primer pase, solos, en el segundo, con parte de nuestros amigos. Fue un mal día de pesca, bolo en mañana y tarde, solo un par de cebadas y eso que nos recorrimos unos pocos km de río, buscábamos los sitios de las truchas grandes, nos asomábamos, y si no veíamos turrón, al coche: “que un par de kilómetros más arriba conozco otra”, pero esta vez no tocó, en las seis paradas que hicimos no sacamos nada, a pensar de pescar con cuidado los sitios en los que hay que pescar. Por la tarde fue lo mismo, pero repartido entre cinco pescadores, así que a eso de las seis y media decidimos que lo mejor era que las cañas nos las dieran a nosotros, nos quitamos la impedimenta y acabamos el VALA 2015 en una terraza de Brihuega rememoramos ese momento en el que por un instante el mundo se nos paró.

En un lugar de La Alcarría

luis quesada rio tajuna mosca secaTenemos un cierto aire cervantino este señor y yo cuando vamos juntos, algo de Sancho y Quijote, siempre empuñando lanza de grafito, dispuesto a meternos en cualquier embolado y mirar de reojo a todas las dulcineas que nos pasen por delante, a visitar las tabernas, a comer y reír, y por encima de todo, a disfrutar de la amistad, de la posibilidad de conversar y escuchar historias contadas con tu voz profunda, de tu experiencia, en el río y en la vida. Es por eso Luis por lo que tienes las puertas de mi casa siempre abiertas, cuando quieras puedes venir y te hablaré de un lugar de La Alcarria, de cuyo nombre, solo me acordaré para ti.

Puede que todo esto sea solo fruto de mi imaginación, así que es mejor que leas como vivió Luis estos días, para ver quién miente más de los dos.

 

Jesús Carmona “Calambres”, cofundador y director técnico de www.fotoguiarios.com.

Tags: Río Tajuña, Amigos